ALAS PARA VOLAR

Consciente de que existe mucha violencia hacia la mujer y muy poca respuesta de parte del mundo del arte para contrarrestarla, así como del valor referencial de las imágenes icónicas de la historia de la fotografía, el artista dominicano Pedro Genaro Rodríguez decidió escoger algunas de estas, con la finalidad de intervenirlas, aprovechándose de la relación establecida entre la obra y el espectador en base a su estética.

Cuando trabajó el tema, le superaba la gran cantidad de feminicidios que había en nuestro país y observó que en ese momento no existía ningún trabajo que lo abordara de manera seria y formal. Su intención era hacer un discurso nuevo, más contemporáneo y relacionado con un tema que le preocupa mucho a raíz de la ola de violencia física y emocional a la que están siendo sometidas muchas mujeres. Esta muestra fotográfica itinerante, que es ya su quinta individual, es un homenaje a la fotografía, pero sobre todo es un homenaje a la mujer. Entendiendo que los artistas deben asumir su responsabilidad social, creando valor con cada obra que producen. Es su principal propósito con esta exposición, en la que cada intervención ha sido intencionada, desde la escogencia de las fotos de referencia, y la selección de las modelos hasta la producción fotográfica final. A través de estas simulaciones, quiere aportar al imaginario colectivo una nueva forma de denunciar los horrores que ve con una regularidad pasmosa, al punto de que ya parecen parte de nuestro diario vivir: Violencia, luto, falta de oportunidades, pobreza e incertidumbre. Pero la vida es una moneda de dos caras y también quiere mostrar empoderamiento, lucha, inocencia y ganas de trascender.

“Alas para volar” sintetiza esa fuerza interna y esa creatividad de la mujer. Como hijo de una madre sin igual, esposo de una mujer maravillosa, padre de una jovencita llena de puertas y de inquietudes, y amigo de muchas mujeres fascinantes, se ve en la obligación de expresarse sobre este tema y asumirlo como un proyecto del que esta muestra es apenas el primer vuelo.